Los grados y diplomas

06.02.2016 00:00

Los grados y diplomas han existido en todas las épocas, de una u otra forma, sirven para que el practicante pueda saber en que punto del camino se encuentra, ya sea en Karate o en cualquier otra disciplina. Son pues una ayuda pedagógica para el profesor y el propio alumno.

 

Los grados nacen como una necesidad de orden y de calificación.

En lo referente al orden -no debemos tomarlo en sentido jerárquico pues en cierto modo no son más que signos externos sin mayor trascendencia-, en cuanto a la calificación será una estimación propia de los grandes maestros que ya han recorrido el camino.

 

La buena o mala utilización de los grados y su repercusión

Vemos la utilización de los grados como señal de un progreso que viene de antiguo. Son patrones creados hace tiempo para efectuar comparaciones, sobresaliendo el que estos patrones queden anticuados y en realidad al tratar de ajustarse a ellos se cree un cierto tipo de frustración, e incluso un alejamiento del camino que en un principio se pretendía recorrer.

 

Conozco a practicantes de diferentes Artes Marciales que viven cierto disgusto por no haber conseguido, su grado DAN, algo que con tanta ilusión emprendieron.

 

A veces esto ocurre porque el aspirante se rinde ante las dificultades -trampas-, que se crean en ese espacio de tiempo de práctica y que no son debidas a las inherentes al arte que se practica, sino a la pereza, el tedio y la falta de autodisciplina.

 

Excusas para un día no asistir a clase hay muchas y de las más diversas, una lesión, una pequeña enfermedad, problemas laborales, económicos, falta de profesor, etc..., estos pequeños contratiempos no superados a tiempo actúan como algo negativo ante otros hechos más importantes y nos predispone al fracaso. Pero por el contrario si estas trampas o escollos naturales con los que hay que contar y que son inherentes a la vida misma son superados adaptándonos a ellos, tras un tiempo, semanas o años -depende del individuo- proporcionan SEGURIDAD, FORTALEZA y un bien entendido ORGULLO.

 

Shihan J. Babiloni

 

955 11 55 33 - 617 746 726

davidpraxis@budokansevilla.com

Contacto

Kyokushin Sevilla Macarena, 38
41003 - SEVILLA
955 11 55 33 - 617 746 726 davidpraxis@budokansevilla.com